Linde



Surgieron en principio varios puntos de interés en el grupo. Cuestiones relacionadas a lo real y no real, a la existencia, la doble o múltiple existencia, los universos paralelos, la presencia y no presencia, el sentimiento de algo que existe por sobre nosotros, auto-generado, o tal vez no auto generado por nuestras propias mentes, algo existente al mismo tiempo que nosotros, que no podemos percibir concretamente, y mas cosas así.
Hablamos de un limite, de la otredad. Esto nos llevo a, por ejemplo, cuentos de Cortazar pertenecientes a Bestiario, o a películas como "Mulholland Drive".
Sin saber concretamente hacia donde apuntar en el trabajo practico, realizamos una serie de pequeñas investigaciones rondando los temas de interés.
EL “LINDE” o “LIMBO”
LINDE: Línea real o imaginaria que marca los límites de un terreno, una finca, una región, etc., y lo separa de otros.
LIMBO: El limbo es para el cristianismo, lugar al que van las almas de los justos que mueren sin bautizar, especialmente las de los niños.  “Estar en el limbo” se puede entender como: estar distraído y como ajeno a lo que sucede a alrededor o a aquello de lo que se está tratando. Si la filosofía es, como alguna vez escribió Bertrand Russell, una especia de tierra de nadie entre el suelo firme de la ciencia y el invisible cielo de la religión.

Entre algo y algo. Límite entre aquello que es real y lo que no es real. Límite entre imaginario y real, entre tangible y no tangible. Está pero no está.
Palabras relacionadas simbólicamente: vidrio, espejo, limite, línea, división, túnel, agua, deformación, incertidumbre, confusión, alteridad, entre, presencia y no presencia, identidad, paraxis, mente, conexión, pensamiento, emoción, intangible, transformación, dualismo, reflejo.
Nos interesa trabajar el limita y la fusión entre la vida cotidiana o el mundo concreto, y otras posibilidades de esa vida. Indagaremos en la exploración de una realidad alterna, oculta, no dicha ni explicitada. La cuestión es: ¿cómo la realidad se deja intuir, por medio de lo fantástico, lo inesperado?
La metafísica sostiene que existen dos mundos alternos. Uno es el mundo superior, abstracto, donde abundan las ideas, lo infinito. Este mundo está abierto a todas las posibilidades. Por otro lado se encuentra el mundo inferior, concreto. Este es el mundo que habitamos; es un reflejo del mundo superior. A partir de estas cuestiones se establece que la realidad es doble, que todo hombre es dos hombres (el hombre que es en la vida cotidiana y aquel que podría ser en otra realidad). Según esta teoría, el mundo verdadero es el superior; el otro es imitación, falsedad.
De esta manera se plantea la realidad como un universo complejo, social, donde el hombre se enfrenta al infinito. Este infinito desborda al ser, lo traspasa. El hombre lo percibe como inacabable, diverso, inaccesible e intenta distanciarse de él. El hombre teme a la idea de su propia pequeñez en contraposición con todo lo posible.    
Continuando con la línea de esta teoría, se plantea una conexión o pasaje entre lo humano y lo extrahumano. Así como existe un mundo-otro que observa la realidad, existe un sujeto-uno y un sujeto-otro. Se presentan espacios que se contamina; espacios abiertos que se mimetizan con espacios cerrados; espacios reales y espacios imaginarios. A estos otros espacios se los denomina espacios contiguos (cercanía de lo siniestro, extraño). Esta fusión de las barreras de un mundo que se mimetiza con el otro, sirve para comentar acerca de la pluralidad del mundo, de la vida.
En relación a estos argumentos, existen teorías como la de los universos paralelos. Las mismas plantean que hay un gran número de universos diferentes al universo que nosotros experimentamos. Estos universos puede ser parecidos entre o sí o sumamente dispares, pero todos son igualmente reales y existen continuamente a través del tiempo.


Frases relacionadas:

Francisco de Goya y Lucientes
“La fantasía, aislada de la razón, solo produce monstruos imposibles. Unida a ella, en cambio, es la mare del arte y fuente de sus deseos.”
Magritte
“No tengo sensación de añadir algo al mundo. ¿De dónde iría yo a tomar lo que añado, sino del mundo?”
"Todo lo que vemos esconde otra cosa, siempre queremos ver lo que está escondido detrás de lo que vemos."
"Ser surrealista es desterrar del pensamiento lo 'ya visto' y buscar 'lo todavía no visto'."
Dalí
“Es evidente que existen otros mundos, eso seguro; pero, como ya he dicho muchas veces, esos otros mundos están en el nuestro, residen en la tierra y precisamente en el centro de la cúpula del Museo Dalí, donde está todo el nuevo mundo insospechado y alucinante del surrealismo.”
“La existencia de la realidad es la cosa más misteriosa, más sublime y más surrealista que se dé.”


Encontramos un análisis de la serie de cuentos "Bestiario" que pegamos a continuación:
Durante la lectura de cada uno de ellos, el lector percibe dos hilos que se entrecruzan: lo que dice el relato de forma explícita, aquello que sucede y por otro lado, aquello que percibimos primero inconscientemente, pero que hacia el final se va haciendo cada vez más fuerte y termina por emerger para dejarnos totalmente estupefactos y descolocados. Esto último es lo que no está dicho, lo latente que corre por debajo del relato...
pero enfrentarse a estos relatos a través de una lectura ingenua es sentirse amenazado, atacado por una incertidumbre, por un “algo” extraño, que si bien está dentro del texto parece que nada impide que de un momento a otro salte afuera y se encuentre en el mundo “real”, cotidiano o en el lector mismo, precipitándolo al abismo.
La presencia de OTRO MUNDO PARALELO, acompañando al mundo más realista y común: dos mundos antagónicos: el cotidiano, real, y el otro inexplicable, inasible, extraño, siniestro.
¿PORQUÉ EL HOMBRE ES BESTIARIO? 2) De “lo-otro-externo” que viene a perturbar la vida cotidiana de los personajes, pero que sin embargo es aceptado como algo natural, a “lo-otro-interno” que surge de los mismos personajes como aquello que estaba latente y que los hace mutar lentamente y de forma continuada hasta ser otra cosa (Isabel de “Bestiario”, la pareja de “Cefalea”, Delia de “Circe”).
EL “OTRO” YO EN ALINA REYES: En principio, el motivo del doble es constitutivo en Cortázar. En él, aparece la otredad definiendo la construcción del personaje que vacila entre dos polos: yo/otro, en un vaivén que va del reconocimiento que nunca se cierra a la extrañeza radical que nunca se comprende. Esta vacilación es aceptada como algo dado y “el otro” es, para el yo, la forma de saciar una necesidad existencial: sentirse completo. Eso es lo que le sucede a Alina Reyes. En un momento “la lejana” es ajena; la siente, la conoce íntimamente sin haberla visto, pero la considera alguien distinto: “A veces sé que tiene frío, que sufre, que le pegan. Puedo solamente odiarla tanto, aborrecer las manos que le pegan...” (39). Pero de a poco, paulatinamente, “la lejana” se va haciendo más Alina y ésta que la sentía lejos, sale en su búsqueda como una necesidad. La cuestión es a la búsqueda de quién: ¿de sí misma o de la otra?: “salir en busca mía y encontrarme como ahora, porque ya he andado la mitad del puente...”
LA NO ACLARACIÓN DE QUIÉN ES QUIÉN: confusión entre las parejas, “Además, aunque están señaladas las diversas tareas que hacen “uno” y “otro”, hay dos particularidades que producen la confusión y la indeterminación: no se especifica quién hace cada cosa y la alternancia ya señalada entre uno de nosotros/una de nosotros hace muy fuerte la presencia de ambos géneros”.




Comentarios

Entradas más populares de este blog

Propuestas de áreas