Convento - Primer acercamiento

El jueves a la tarde pudimos ir al Convento Carmelo Santa Teresita, para ver de qué manera podíamos encarar nuestra investigación. Fuimos a entablar una charla con la hermana María Cecilia, quien es nuestro contacto de allí, para que nos contara un poco si sería realizable un documental sobre el convento y bajo qué condiciones.
La idea inicial con la que habíamos partido era la de sacar el prejuicio negativo que uno desde afuera tiene, por lo general, de los conventos de clausura. Pensar en conventos de clausura comúnmente puede implicar un lugar donde personas se encierran voluntariamente por toda su vida, y visto así no es realmente positivo. 
Bueno, el hecho es que tras la conversación con María Cecilia, ese prejuicio se fue por completo, y quedamos realmente asombradas y tocadas por mucho de lo que dijo, creo que todas vamos a recordar siempre esa charla, que fue muy conmovedora.
Superficialmente, el convento puede ser lo que imaginamos, hablando de roles para cada una de las hermanas, rutinas fijas de rezo, misas, visitas a través de una reja. Pero esto es sólo la superficie. Ahí adentro, aunque no lo creamos, las hermanas se sienten muchísimo más libres que nosotros a pesar de estar en un mismo espacio siempre.
Le planteamos un poco a Cecilia de qué queríamos hablar en el documental, principalmente de esto que mencionábamos anteriormente, el sacar el prejuicio, el ver cómo es que algo que nosotros vemos desde afuera como encierro puede ser para ellas libertad, y es muy difícil saber explicar todo lo que nos dio ella a partir de eso en conjunto con la felicidad y el amor que transmitió.
Cecilia hablaba de que desde ahí ella puede llegar al corazón de cada una de las personas que desee. Hablaba de que en el mundo las cosas más importantes no son las que uno puede tocar, las cosas físicas, las apariencias, el poder, sino lo que va más allá, lo que está más profundo en el ser, algo totalmente intangible. Y es por eso que ellas son libres, porque desde ahí alcanzan lo intangible, alcanzan al ser y al mundo en toda su magnitud, no se ven limitadas por el espacio físico porque van más allá de todo espacio físico con el sentimiento y con la fe.
Hablaba de que la realidad no se ve, que es sólo una fachada, lo real está en eso más profundo del ser, y ella tiene que encerrarse para liberarse y ver eso, preocuparse por eso, por el y los sentimientos, por las almas de todos y cada uno de los integrantes del mundo.
Nos comentó un poco el por qué decidió ser monja de clausura, y concretamente lo decidió porque de otra forma ella no habría podido llegar a hacer acciones sobre todo el mundo, nunca le alcanzaría el tiempo. De esta forma ella cree que puede llegar a todos y a todos, mediante su rezo. Nos decía que puede llegar a cualquier lugar, a cualquier persona, y por eso se siente libre.
Enfatizó la idea de que ahí ella es libre, porque no tiene distracciones y puede ir más allá, contrariamente a nosotros que en nuestra cotidianidad estamos encerrados, clausurados por la imagen.
Nos sorprendió mucho un momento en el que explicó una analogía con el cine. Uno para ver una película en el cine tiene que apagar todas las luces, para liberarse y entrar en ese mundo. Así hablaba de no ver para sentir y vivir el amor más profundamente.
De esto y muchas cosas más estuvimos hablando con ella, incluyendo aspectos religiosos. Pero lo que más claramente pudimos rescatar es ese "encerrarse físicamente para ser libre" que ellas como monjas hacen, y de eso queremos hablar, y a pesar de que al final no hay forma de entrar al convento creemos que es mucho más adecuado y conveniente no hacerlo. No sólo porque es realmente un reto para nosotras sino porque como ellas no acceden al mundo exterior físicamente, nosotras no podemos acceder allí, y es nuestro deber entrar de otra forma, explicarlo de otra forma, más profunda. De esta manera nada más creemos que de verdad podríamos demostrar la felicidad, libertad y el amor que ellas sienten ahí adentro. Porque es eso, realmente Cecilia nos demostró que irradia felicidad, y el encierro físico no la priva de eso, porque es efectivamente feliz y libre.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Linde

Propuestas de áreas